En esta segunda parte del análisis defensivo de un equipo de TERCERA DIVISIÓN; nos vamos a centrar en las alturas defensivas en las que trabajamos esta defensa y su actitud en líneas generales de nuestro sistema defensivo.

Dentro de las zonas defensivas, en cada una de ellas trabajaremos con un posicionamiento defensivo en forma de rombo (1-2-1) ya que es el también el posicionamiento ofensivo más común dentro de los equipos de esta categoría.

Es la defensa más normal en la que vamos a trabajar; esta defensa la tendremos inicialmente mientras que no exista rotación y el equipo contrario juegue 1-2-1. En esta defensa, haremos defensa de cambios si es posible.

La elección de un esquema en lugar de otro depende del despliegue de los atacantes y, por tanto, la defensa debe adaptarse a las intenciones de los atacantes.

Naturalmente, un equipo trata de defenderse por zonas mediante el esquema que prefiere, digamos por ejemplo 1-2-1. Sin embargo, no puede mantener ese esquema si el adversario le contrapone un despliegue 2-2 en tal caso la defensa debe adaptarse inmediatamente.

Para nosotros, este cambio atacante es una “voz de alarma” en la que tenemos que activar mas aun nuestra defensa y “atacar” a nuestro par defensivo para que no pueda avanzar su ataque tanto si es con disposición de pase o a nivel individual.

¿Cuándo pasamos a esta defensa?

Realizamos un cambio defensivo y pasamos de rombo a cuadrado cuando el equipo atacante está en disposición de cuadrado.

El jugador que tiene al atacante con balón apretara a su par intentando evitar que pueda dar un pase cómodo y a su vez, si ve que no puede robar el balón, no lo roba. El ala contraria al balón deberá apretar la línea de pase, realizando una cobertura al jugador, pero más adelantada de lo normal para intentar interceptar el pase o si no puede, está cerca de su par para apretar el balón e intentar robar.

Los dos jugadores de atrás deberán de hacer defensa individual a sus atacantes para robar el balón si los atacantes de primera línea son capaces de pasar el balón.

Evitaremos la defensa de cambio, pasando a una defensa prácticamente individual.

En referencia a las alturas defensivas, nos marcaremos sobre todo dos alturas primordiales donde realizaremos el trabajo defensivo:

  • Primera línea defensiva a la altura cercana de 30 metros
  • Primera línea defensiva a la atura de 20 metros (media cancha)

La principal característica que debemos tener en cuenta en estos tipos dos tipos de modelos defensivos es la agresividad de los jugadores a la hora de defender, la actitud que se debe de tener en cada uno de los puestos que ocupa el jugador y saber que hacer en cada momento.

A parte de esto, los jugadores deben de tener claro las siguientes consideraciones:

– Respetar el posicionamiento del dispositivo de defensa.

– Información obligatoria y repetida sobre:

El balón.

El adversario del que responde.

Los compañeros.

Adversarios cercanos.

– Prestar gran atención a la concentración en toda la fase defensiva.

– Desarrollo permanente de los mejores desplazamientos dinámicos, de movimiento, etc.

– Iniciar y desarrollar las acciones en tiempo útil.

– Mantener el desplazamiento entre el adversario y la propia portería.

– Marcaje estricto y ataque permanente al adversario que tiene y recibe el balón. Sobre el pívot se hace marcaje de intercepción.

– Derroche físico en las acciones.

– Establecer oportunamente las ayudas recíprocas.

– Ritmo continuado y sostenido de actuación.

– El defensor no renunciara a utilizar cualquier ocasión segura, para entrar en posesión del balón.

– Anticipación de las fases defensivas.

– Desmarque oportuno, cuando el equipo entre en posesión de balón.

Os dejamos unos vídeos

Donde vemos la defensa en media cancha, la defensa en medica cancha con anticipación en la fase defensiva y utilización del desmarque en posesión de balón, de la defensa en 30 metros y del paso de defensa en rombo a cuadrado.

Utilización la defensa en media cancha, en el primer corte del vídeo se ve nuestro intento de defender en 30 metros, pero se produce un cambio de un jugador, y el pívot ajusta para empezar la defensa en 20 metros. En la segunda parte, uso de la defensa en 20 metros para una acción defender una ABP (Acción a Balón Parado) en zona 2. En estas dos acciones vemos un cambio defensivo en primera línea para mantener el balón apretado.

Uso de la media cancha para provocar anticipación defensiva o robos tanto en primera como en segunda línea con salidas rápidas con desmarque.

Situaciones de defensa en 30 metros. En el primer corte, la duda del jugador que tiene que hacer la ayuda, nos debilita la defensa, aunque la corrección del portero ayuda; en el segundo corte, vemos como forzar la perdida con la defensa del ala y los ajustes de los demás jugadores; en el tercero, una recuperación de balón tras una ayuda y en el ultimo corte, como mantenemos esta defensa presionante ante una posesión larga del rival y recuperamos y finalizamos.

El paso de la defensa en rombo a cuadrado tras corte, pasamos de una defensa de cambios a una totalmente individual, no nos importa la altura de esta defensa, ya que la ultima zona defensiva la trabaja el portero.

226 Visto

Deja una respuesta